Venerable Geshe Kelsang GyatsoVenerable Geshe Kelsang Gyatso

Fundador - Nueva Tradición Kadampa

Geshe Kelsang Gyatso nació en Tibet en 1931. Fue ordenado monje budista a la edad de ocho años. Estudió y practicó budismo bajo la guía de Maestros budistas cualificados, y en particular de Kyabje Trijang Rinpoche, su Maestro Raíz.

Después de abandonar el Tibet en 1959 pasó los dieciocho años siguientes principalmente en retiros de meditación en diferentes lugares de la región del Himalaya, al norte de la India. En 1977 aceptó una invitación del Centro Budista Manjushri en Ulverston, Inglaterra, para fijar su residencia allí como Maestro residente, y en 1982 se convirtió en ciudadano británico.

Un gran maestro que viene a Occidente

Desde su llegada al Reino Unido en 1977, Geshe Kelsang Gyatso ha trabajado contínuamente a fin de establecer el Buddhadharma puro de Je Tsongkhapa en Occidente. Ha dado extensas enseñanzas sobre los caminos del Sutra y del Tantra, y ha publicado numerosos libros aclamados por la crítica por su claridad y profundidad sin igual. Ha fundado Centros de Dharma en Europa, América y Asia, y ha diseñado los tres Programas de Estudio — el Programa General, el Programa Fundamental y el Programa de Preparación de Maestros — que constituyen la esencia del Nueva Tradición Kadampa.

Enseña de una manera amena y muy práctica cómo desarrollarnos personalmente

Desde el principio Gueshe Kelsang enfatizó la importancia de asimilar la sabiduría y la compasión de Buda en el modo de vida occidental sin tener que hacer cambios radicales en nuestro estilo de vida, o tener que aprender un nuevo idioma, cultura o costumbres. Enseña de una manera amena y muy práctica cómo desarrollarnos personalmente para que nos permita encontrar la paz y felicidad interiores, superando nuestro odio, ansia, celos y otras emociones negativas, así como desarrollar cualidades positivas de amor, compasión, sabiduría y afecto. El nos muestra cómo, a través de la meditación y otras prácticas, podemos mejorarnos a nosotros mismos como personas y con ello el mundo en que vivimos. En unos tiempos en los que muchos de nosotros buscamos un descanso del estrés y las tensiones de la vida moderna, estas enseñanzas son como lluvia refrescante en un desierto ardiente y seco.